anacachafeiro.es          
             
 
Jorge Nava
 

Jorge Nava

 

Siempre me han creado expectación los que firman las críticas en el arte. Realizan un resumen, enumerando rasgos formales o una extensa explicación en la que no te estás enterando de nada porque es una supuesta interpretación de mensajes ocultos que ha dejado el autor en la obra. A veces, lejos de ser crítica de arte, pasa a ser publicidad y no aporta nada. Susan Sontag en su ensayo, "Contra la interpretación", afirmaba que hacer más real la obra tampoco consiste en revelar esos significados, pues se podría llegar a alterar y a forzar lecturas e interpretaciones. Se debe mantener un equilibrio entre forma y contenido. Ser honesto en el propio discurso. Así es como me arriesgo a empezar este proyecto, realizando una apreciación personal, sin preconceptos sobre el arte, estableciendo una relación con el artista y su obra, de la mano del pintor Jorge Nava.


_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _


Jose Jorge Nava Montes nació en Gijón hace treinta y seis años. Su familia es de Bimenes, población que se encuentra en la zona centro de Asturias. Es el segundo hijo varón. De padre minero y que también se dedicaría al transporte en una empresa familiar. Su madre es modista. No heredó los pinceles, aunque su abuela es aficionada a la pintura. Nava se refiere a lo que ella pinta "con un estilo que roza el naíf por ser infantil, fresco y sobre todo natural".

Pasó su infancia entre el pueblo y la ciudad. Por semana la rutina era tratar de no aburrirse en el colegio. No es que fuese un mal estudiante, simplemente no había encontrado aún su vocación. Los fines de semana eran la aventura, la exploración y la fantasía. Fue un niño con mucha imaginación. Ingenuo y con la libertad que le proporcionaba el campo. Un despertar que le ofrecía la naturaleza y los animales. Eso se transformará en cultura con los años. Recuerda, "cuando regresábamos a Gijón en coche le quitaba el fútbol a mi padre para poner la música que me gustaba, Michael Jackson".

El acercamiento al arte llega con los estudios de bachiller artístico. Y supone un gran cambio en su vida, su despertar. En este momento, empieza a estimularse, a estudiar y aprender. Ahora todo es más fácil que nunca. Todo lo que hasta ahora dibuja, pinta y crea es inocente, sin pretensiones. De manera intuitiva.

 

Jorge Nava


Realiza su primer viaje fuera de Asturias. Se va a Madrid de visita cultural a ARCO. Para todos los que hemos visitado la Feria, la primera vez es como si estuvieras en un gran parque temático. Luces, colores, sonidos, tocas allí y allá, no entiendes nada, pero es tremendamente divertido. Para Nava fue la misma sensación, "no hay duda de que vas a volver los siguientes años seguidos. Hasta que lo odias porque ya has perdido toda la ingenuidad y pureza que da la responsabilidad de la formación".

El siguiente paso es estudiar Bellas Artes. Tras aprobar el acceso en Salamanca, y rechazar la Universidad de Cuenca, decide irse a Bilbao para seguir en el Cantábrico. Son años difíciles pero afortunados. Se centra en los estudios, mantiene una disciplina y va descubriéndose a si mismo. John Berger decía que "para el artista dibujar es descubrir". Y así nace el Nava pintor. Profesores que ayudan a filtrar pasiones y "va emocionándose e identificándose con las vanguardias, el dadaísmo, el expresionismo". Descubre el cine, se enamora de los clásicos, Bergman, Fellini, Wilder, Buñuel. Y roza el onanismo cuando ve por primera vez Terciopelo Azul, de David Lynch. La plástica a través del cine.

La música también supuso un reflejo vivo en su experimentación. Mientras charlábamos sonaba de fondo Portico Quartet. El jazz es protagonista en su obra al igual que en la de Jean Michel Basquiat. El artista americano escuchaba siempre música mientras pintaba. Dedicaría parte de su obra a la figura de Charlie Parker. En la obra de Nava la música es compulsiva y va unida a sus periodos creativos. Disco por cada periodo creativo. Su cultura musical viene de la mano de un gran amigo, con el que mantenía relación a través de cartas. Ahora ya suplantadas por la era digital. "Aún tengo montones de gigas por escuchar", refiriéndose a la comunicación que conservan.

 

Celda Louise Bourgeois

 

Su siguiente etapa viene iniciada por otro segundo viaje vital. "Fue la mejor experiencia de mi vida. Me fui con mis amigos a vivir a otro país, trabajar, ganar dinero, hablar otro idioma, fiestas, conocer gente. Holanda fue increible". Es el momento clave para desarrollar toda la formación aprendida hasta ahora.

 

Jorge Nava

Jorge Nava

Jorge Nava

Louise Bourgeois

Louise Bourgeois

Estudio de Jorge Nava

 

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

 

Louise Bourgeois

Árbol que resume el proceso creativo de la obra de Jorge Nava


La primera exposición individual de Jorge Nava fue de fotografía en el año 2004. Cincuenta fotos bajo el título: "Todo lo mío". Había retratos, paisajes, escenas cotidianas. Ese mismo año también expone una serie de retratos publicitarios. Utilizando imágenes que sacaba de la publicidad, las cuales manipulaba de manera libre y natural, unido a otros procesos en la obra. Gradualmente se ha ido desquitando de las normas, aceptando sus frustraciones, descubriéndose como artista. Ha quemado etapas que hace que disfrute de su trabajo.
Los colores representan su personalidad, viva y espontánea. Hay mucha carga simbólica, sexual y explosiva. Su obra es radical, quizás anarquista, instintiva, sin cortes.
Ha pintado murales para diferentes exposiciones y comenta que es lo que más le ha sorprendido como experiencia, "te das cuenta que el soporte no tiene límites y puedes meter al espectador y a uno mismo dentro de tu mundo".

 

Jorge Nava

 

El trabajo de Jorge Nava viene marcado por tres obras que le impactaron mucho y que han ido manifestándose simbólicamente en cada proceso creativo. La primera fue durante una visita al Museo Guggenheim de Bilbao y vio la serie Celdas, de Louise Bourgeois. La artista utilizaba el arte como terapia y esta obra constituye uno de los conjuntos más innovadores y revolucionarios de su extensa obra. Así como la unión de los aspectos característicos del arte contemporáneo: lo formal, lo espacial, lo psicológico, la experiencia, la subjetividad. Doblemente simbólica: guarida, protección o reclusión. A medio camino entre la escultura, la arquitectura, la escenografía y la instalación. Aborda la memoria y las emociones. Para Nava fue una experiencia estética muy fuerte, "sentí como que estaba en una película de terror, se me pusieron los pelos de punta. Pero a la vez era fascinante. Sentí de verdad el arte".



Louise Bourgeois

Enlace a la exposición de Louise Bourgeois | Pincha aquí



La segunda, del segoviano Esteban Vicente, en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, cuadros abstractos que el pintor había realizado antes de su muerte a los noventa y ocho años. El único miembro español de la primera generación de la Escuela de Nueva York del Expresionismo Abstracto Americano."Me hizo preguntarme como alguien con esa edad podía transmitir algo tan vivo a la pintura, tan fascinante, me hizo llorar".


Esteban Vicente

Enlace al Museo Esteban Vicente | Pincha aquí



La última, en el Museo Prado, con motivo de la ampliación del Museo para incluir arte contemporáneo. La serie Lepanto del americano Cy Twombly, se componía de doce pinturas de gran formato representando batallas. Ritmo y color. Las pinturas reflejan el desarrollo del conflicto: el mediterráneo como el centro de la cultura clásica europea y de disputas constantes, de violentos enfrentamientos, que en muchas ocasiones afectan a Oriente y Occidente. Tombly pintaba batallas porque era un paisaje especial: emocional, anímico, dinámico.


Cy Twombly

Enlace a la exposición de Cy Twombly | Pincha aquí

 

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

 

Louise Bourgeois

 

Nava es un pintor joven, aunque su trayectoria profesional ya abarca quince años. Lo que me atrae de su obra es lo carnal, como muestra los deseos primarios. Recuerdo una subasta que se hizo para apoyar a la asociación Caja de Músicos de Gijón y su obra donada nos tenía locos a unos cuantos. Formaba parte de una serie dibujos a una tinta en las que la sexualidad era representada al natural, sin censura. La puja estuvo reñida, queríamos tener en nuestro poder un trío que se lo estaba pasando en grande. Con el tiempo he conseguido tener una de esas series que me regaló y que tiene el título de altar en mi habitación.

 

Jorge Nava

Él mismo contaba que "superar esa naturalidad no fue fácil y menos cuando tus padres son casi los anfitriones en las inauguraciones de mis exposiciones". Y eso es lo que me parece fascinante. El apoyo incondicional de su familia hacia su trabajo y la implicación, hasta el punto de ser madre y abuela las encargadas de hacer el catering en cada opening. Bollos preñaos y casadielles. Alimentar cuerpo y mente, eso es formidable. Al igual que su obra.

 

Louise Bourgeois


Mucha suerte, Nava

9 de Abril de 2016

Más información sobre Jorge Nava | Pincha aquí

Pintor | Painter
     
     
     
 
 
 
 
 
 
  anacachafeiro instagramanacachafeiro flickr          
 

© anacachafeiro.es _ 2016